24 septiembre 2009

El valor de una mirada.

En este proceso de aprendizaje me he dado cuenta del verdaro valor de una mirada. En realidad el diagnostico de mi hijo me ha ayudado a comprender la verdadera belleza de las cosas simples, de las cosas sencillas como una mirada de mi hijo.

Aveces tengo que hacer "circo, maroma y teatro" para conseguir por unos instantes contacto visual con mi hijo, pero cuando lo consigo me siento la mujer mas afortunada de este mundo. Poco a poco voy aprendiendo la forma de conseguir esa mirada.

Les cuento a continuacion: Mi bebe me mira a los ojos cuando jugamos juntos "peekaboo" yo le pregunto donde esta Nicolas? donde esta Nicolas? y hago como que no lo veo, cuando descubro donde esta, el se rie y me mira a los ojos....Tato le enseño a jugar "peekaboo" tapando a Nicolas con una mantita y preguntando la misma cuestion. Nicolas se destapa se rie y nos mira a los ojos....ese juego nunca nos falla para estimular el contacto visual.

Ademas Nicolas juega conmigo a apilar los cubos, uno encima de otro, bueno el los apila solito, y cuando el termina yo le aplaudo y el se siente muy feliz, acto seguido vuelve a realizar la torre de cubos y yo no aplaudo me hago como que no vi, ah! entonces Nicolas busca mi mirada para que yo le aplauda, y eso me hace muy feliz, con este juego le puedo sacar en una tarde, muchas, muchas miradas.

Otro juego que a el le encanta, son las marionetas que se meten en la mano, el tiene una rana que es su favorita, y le gusta que la rana le hable (bueno habla la mama) y Nicolas mira a los ojos a la rana, no a la mama, pero si hace contacto visual con los ojos de la rana. Un dia nos sorprendimos tanto cuando Nico tomo la rana de su caja de juguetes la llevo hacia mi, me abrio la mano y me puso la marioneta en la mano, ese dia fue tan grande la emocion, de saber que el se habia comunicado de alguna forma conmigo....algunas veces sin presionarlo el hace lo mismo de llevarme la rana a mi mano.

En la Halte Garderie (Una guarderia a la que Nicolas asiste solamente lunes y viernes de 1:00pm a 5:00pm) y en casa estamos trabajando en conjunto el contacto visual con Nico. Estoy tratando de inventar juegos para estimular ese contacto, todos los dias Papa y Mama trabajan con Nicolas ese punto. Y yo me he dado cuenta que la mejor forma no es hablandole hasta el cansancio su nombre, ni forzandolo, el no voltea, sino lo mejor es buscar el contacto visual a travez del juego. Es por esa razon que estoy investigando lo mas posible en Internet sobre la enseñanza ludica, juegos para la edad de mi bebe para trabajar el contacto visual.

Termino esta entrada con la reflexion que comenze: Yo encuentro en la mirada de mi hijo la belleza, en algo tan simple como su mirada encuentro la esperanza, aunque ese contacto visual sea como una estrella fugaz, yo ahi encuentro la belleza de la vida al saber que vamos un paso adelante, dificil? si, si es dificil, pero siempre habra esos pequeños premios que son los avances de mi hijo.

2 comentarios:

Kantu dijo...

Gorgina
Me lindas fotos, tu Nicolás esta guapisimo.
Relmente el contacto ocular es una de las primeras cosas que se trabaja y por su puesto una de las más importantes. A mi me enseñaron que cada vez que le muestras algo al pequeño siempre hay que ponerlo a la altura de los ojos de uno para cuasi obligarlos a mirarnos.
espero que te sirva.
Cariños,
Rosío

Maite dijo...

Gracias por avisarme de que estabas aquí :)
No puedo decirte mucho nuevo, ya sabes la historia de Julen, me alegro que te valga la información recopilada en hastalaluna... pero lo más importante que te diría ahora mismo es que sea lo que sea este trastorno aceptes la información, la ayuda, las terapias, todo lo que sea necesario, pero ante todo, que no pierdas la confianza en tí misma, NUNCA.
Escuché durante meses que dejase de forzar a Julen a mirarme, que dejase de forzarle para que se dejase tocar, que dejase de forzarle a que me escuchase. Y eso es de las pocas cosas que puedo decir que NUNCA he dejado de hacer, intentar salirme con la mía. He sido pesadísima, mucho, pero lo he conseguido y me alegro de no haber hecho caso a nadie a este respecto. Pasados los 3 años y medio Julen me mira, se deja tocar y me toca, y atiende cuando le escucho. No es siempre fácil, ni siempre sale, pero estoy convencida que si no llego a insistir como lo hice ahora mismo no tendría estos resultados.
NO digo que tú lo hagas con Nicolas, pero sí que hagas lo que creas que debes hacer.
Por eso siempre siempre... cree en tí misma. Si nos equivocamos en algo, será humano, pero veo infinidad de beneficios en la seguridad que tengamos en nosotras mismas.

He leído tu reacción al leer la primera noche la palabra "autismo" y me identifico tanto con ello...

Un abrazo enorme. Me alegro de conocernos.
Gracias a ti.