23 noviembre 2010

Esto esta pasando en España, aqui frente a mis ojos y en todo el mundo. Y NO ESTOY DISPUESTA A TOLERARLO

Ayer vivi una experiencia horrible y me siento muy arrepentida de haberme quedado con la bocota cerrada y no haber dicho nada para ayudar, pero como nunca es tarde, el dia de hoy me pongo a trabajar en mi error y lo soluciono de corazon por que quiero y por que asi deben de ser las cosas. Yo  tengo un hijo con una "discapacidad" asi que no estoy dispuesta a tolerarlo ni hoy ni nunca.

Ayer fui al Consulado de Mexico en Montreal a sacar el pasaporte de mi hija. Habia una señora con 5 hijos (se notaba una familia humilde, que desconocia por completo sus derechos) uno de sus hijos un jovencito con sindrome de down, ellos tambien hiban a hacer el tramite de los pasaportes. El personal del consulado que se supone que son personas del servicios exterior, con titulos universitarios y no se cuantas cosas mas....Trataron a la familia muy mal, estoy enfurecida solo de recordarlo. Querian que el jovencito con sindrome de down permaneciera sentado y quiero eso no era posible ! la pobre Mama hacia esfuerzos y las hermanas tambien, pero no podian. Se tardaron mucho tiempo en atenderlos y el jovencito ya estaba incontrolable y muy molesto. Cuando llego el momento de la foto, regañaron a la señora por que el jovencito movia la camara, y ademas le decia la estupida funcionaria que hace los pasaportes que cerrara la boca. Que? como le puede pedir eso a una persona afectada de sindrome de down? Jamas mostraron ninguna clase de tolerancia y comprension para la situacion especial del jovencito y su familia.

A mi la sangre me hervia, me arrepiento de no haber hecho nada. Mi hija Darinka me esta presione y presione de que ya teniamos que irnos que por que tenia examenes en la escuela, que era muy importante y que no podia faltar. La verdad no actue por que me dio miedo que no me atendieran pronto por meterme en la situacion y que Darinka no llegara a sus examenes en la escuela. Hoy me siento muy arrepentida y el sentimiento de culpa e impotencia no me deja, asi que en este momento voy a escribir cartas al consulado, a la embajada y a la asociacion de defensa de personas con discapacidad para exponer la situacion y que hagan algo al respecto, que los funcionarios sean sancionados y que aprendan para la proxima vez que se les presente una situacion parecida. Y no voy a quedarme tranquila hasta que reciba una respuesta pronta y satisfactoria.

Ademas quiero exponer aqui lo que sucedio en estos dias en en el servicio de urgencias de un centro de salud de la capital grancanaria en España:

Paula lleva ocho de sus once años de vida asistiendo a terapia. Tiene fobia a los disfraces, a los ascensores, a las escaleras y a los médicos, grita cuando ve un termómetro y es reacia al contacto físico. Su memoria es prodigiosa y no para de hablar de música. Paula padece el síndrome de Asperger, un trastorno del desarrollo que, en su caso, aparece asociado al déficit de atención y a la hiperactividad. ‘’Con casi 3 años, la profesora me dijo que le notaba algo raro, que la encontraba ausente, en su esquina, que no escuchaba”. La madre de Paula, Ana María Conde, es presidenta de la Asociación Síndrome de Asperger en Canarias. A lo largo de estos años ha tenido que soportar los comentarios hirientes y la incomprensión de personas que desconocen la existencia de este síndrome. “Piensan que la niña es una malcriada, que es rara o que nosotros, como padres, no hemos tenido mano dura”, relata.


El último episodio de este tipo lo vivió en el servicio de Urgencias de un centro de salud de la capital grancanaria, donde llevó a Paula, que presentaba un cuadro de vómitos. Según consta en la reclamación que presentó posteriormente al Servicio Canario de Salud, el doctor se negó a atender a la menor, que tiene “terror” a los médicos, por el estado de nerviosismo que presentaba, afirmando que la culpa de lo sucedido era de los padres, “por cómo la tratan, porque han hecho de ella una pequeña dictadora”. “De mayor va a hacer de ustedes lo que quiera”, añadió el galeno, según la versión de los padres.

La madre de Paula había conseguido que la niña se subiera a la camilla e, incluso, que se tumbara, algo que para ella “ya es un logro”, afirma. Al inicio de la consulta puso en conocimiento del médico que la menor sufría el síndrome de Asperger, que estaba diagnosticada por una psicóloga infantil, y que tomaba medicamentos. Fue en ese momento, asegura Ana María Conde, cuando el facultativo le espetó, en tono irónico, ¿Ahora lo llaman así? Es que la moda es ponerle nombre a todo.

La presidenta de la Asociación Síndrome de Asperger señala que a su hija tampoco la han podido atender en otras ocasiones, pero que el trato había sido correcto. “He ido dos veces al Materno Infantil a hacerle una radiografía y no han podido, no hay forma de que se esté quieta. Es imposible ir al oculista o al dentista”, indica.

Fuente: http://aspercan-asociacion-asperger-canarias.blogspot.com/2010/11/un-medico-de-urgencias-del-scs.html

Bueno, pues de ahora en adelante y despues de la situacion que vivi ayer. JAMAS, NUNCA VOY A VOLVERME A QUEDAR CALLADA, ante una situacion de discriminacion, maltrato o vulnerabilidad de los derechos de algun niño con capacidades diferentes....que por que? Pues facilito, por que yo soy la orgullosa Mama de uno de ellos. Y ademas por que aqui en Canada SI existen leyes especiales que los protegen y aqui no se juega con los derechos de las personas con discapacidad, asi que a hacerlas cumplir, y al que no lo haga que pague las consecuencias.

7 comentarios:

FAT dijo...

Como el mundo es nuestro también, harás muy bien en elevar quejas a donde sea, esas "personas " cobrarán de dinero público.. Y puede que a esa familia y a las que lleguen después les hagas mayor bien (a todos en general )protestando por el trato que presenciaste por escrito a sus jefes, que diciendo algo en ese momento..que a los funcionarios no les iba a crecer un corazón de la verguenza..por que no se la daría. ¿Y que se les dice.? ¿Inhumanos?..me daria un soponcio de la rabia..Besotes, dale, reconquistando el planetA!

Cristina dijo...

Indignante,Gina,que pasen estas cosas...pero pasan y más de lo que nos pensamos...yo podría contarte algunas anecdotas que hemos vivido en primera persona,pero no quiero ponerte el cuerpo malo ni a mi recordandolo.
un beso.

Maeva dijo...

Madre mía Georgina, vaya casos... que triste que l@s profesionales no estén preparados, y más triste en el caso de personas que trabajan en el campo de la salud, y encima se dedican a juzgar en voz alta, que aunque fuera verdad y "sólo" fuese malcriadez, no tienen ningún derecho a hacerlo y mucho menos a decirlo.

Pues sí, la única manera de intentar sensibilizar un poco es pararles los pies y recriminarles su actitud, porque seguro seguro, que por lo menos un rato se quedan pensando, si no delante de ti, sí cuando se vayan a sus casas.

un beso!!

QueridoQuique(Concha) dijo...

Felicidades por tu entrada.
Estamos en el buen camino.
Al final... las buenos siempre ganan!!!

Elisabeth dijo...

ESTOY CONTIGO!!! NO HAY QUE CALLARSE!!! BESOS GINA

Bettina dijo...

Hola Georgi! Que dificil tu situacion...que feo es presenciar momentos asi. Se lo mal que te debes sentir, pero nada que no puedas solucionar. Grande Georgina!! Besos

Sonia Gluten Free dijo...

Hola cariño.
Si, lo he leído en FB...estoy tan enfadada....tan indignidad...
Se que hay que perdonar, comprender, justificar, pero creo que "ya esta bien2, ya esta bien de discriminación...creo que hay que denunciar, responder y difundir.

En cuanto pueda hago una entrada en mi blog y algunas publicaciones.

te aprecio mucho Georgina y quiero muchisimo a NICO ( MI PAPA TAMBIEN SE LLAMABA NICOLAS)
Os quiero de corazon
Sonia abuela de una niña celiaca