06 febrero 2011

Que es SonRise para mi? Hablando de la poca informacion y experiencia que tengo hasta el momento.

Para mi no es una terapia, es una nueva forma de abordar el autismo de Nicolas. Dentro de los diferentes tratamientos para el autismo, existe un método conocido como SonRise. En este programa los padres somos los que nos vamos a encargar de realizarlo en su totalidad y abriremos la puerta a jugadores voluntarios que esten dispuestos a integrarse a nuestro equipo. Pero los involucrados principales definitivamente son la Mama y el Papa (en el caso de que hablemos de que el niño viva con los dos) Conozco situaciones donde la Mama unicamente lo esta llevando a cabo con su equipo y los resultados son sorprendentes. El que no haya Papa en casa no es una limitante para llevarlo a cabo.

El Programa SonRise se basa en enseñar a travez del juego utilizando un metodo diferente para el autismo, enseña un sistema específico y comprensivo de tratamiento y educación diseñados para ayudar a familias y cuidadores a posibilitar a sus hijos a mejorar en todas las áreas de aprendizaje, desarrollo, comunicación y adquisición de habilidades. Ofrece técnicas educativas altamente efectivas, principios y estrategias para diseñar, implementar y mantener un programa centrado en el niño, con relacionamiento uno a uno, alta energía, mucha estimulación y en el propio hogar.

Este se basa en la premisa de que sea el niño el que nos lleva a su mundo y los padres y/o jugadores le van a enseñar el "mundo" de afuera. Enseña a los padres a aceptar con amor el autismo de sus hijos y a imitar sus movimientos repetitivos y rituales para ganar su atención y confianza para poder enseñarles comportamientos adecuados.

Si a mi me preguntaran que se necesita para comenzar el programa SonRise? Yo diria que:


-Una habitacion o lugar especifico para jugar con tu hijo libre de distracciones. Ese se puede acondicionar poco a poco, sin hacer una gran inversion de dinero, recordemos que el primer playroom comenzo en un cuarto de baño.


-Mucha Energía, Emoción y Entusiasmo. Sin estas tres palabras no hay SonRise, no se trata de jugar por jugar, o de jugar y estar pensando en otra cosa. Se trata de abrirnos hacia el mundo de Nicolas, de cambiar nuestra "actitud" hacia las conductas de nuestros hijos.


-Personas comprometidas para hacer el programas (lease papa, mama, abuelita, tios, amigos, etc) personas divertidas, alegres, creativas, amorosas y abiertas a nuevas experiencias, que esten buscando enriquecer su vida y la de un niño especial. Insisto deben tener Energía, Emoción y Entusiasmo.


-El corazon y la mente abierta para aceptar cambios en muchas cosas y conductas que venias haciendo desde hace mucho tiempo con tu hijo, es algo asi como resetear el aparato de tu mente y tus "dichosas reglas de conducta" para abrirte a algo nuevo y comenzar a hacer cosas diferentes con tu hijo, abordar su autismo de una manera, muy, pero muy diferente.


-Amor, amor, amor y muchisimo mas amor....

A continuacion transcribo la informacion El Método SonRise® Tomado de CEUPA Conciencia, Esperanza y Union para el Autismo.

En 1974 Raun Kaufman, de tan solo 18 meses, fue diagnosticado con autismo severo y un coeficiente intelectual menor a 30. Todos los profesionales que fueron consultados por Barry y Samahria (padres de Raun) coincidieron en la necesidad de institucionalizar a Raun. Hasta les aconsejaron olvidarse de su hijo y dedicarse a sus otras dos hijas. Para suerte de Raun, Barry y Samahria desoyeron estos consejos y decidieron demostrarle a ese hijo -que no los miraba a los ojos, no los reconocía, no interactuaba y menos hablaba con ellos- todo el amor que le tenían.

Fue así como Samahria comenzó a hacer “joining” (uno de los puntos claves del Programa). Mediante el joining (unión) nos unimos a las conductas exclusivas y repetitivas de nuestros niños. Esta unión construyó un puente entre Samahria y Raun. Samahria fue al mundo de Raun y, para su sorpresa, Raun se conectó con su madre por primera vez. De a poco Raun fue aceptando a su madre, a su padre, a sus hermanas y voluntarios en su mundo. Y desde su mundo todas estas personas que lo amaban fueron trayéndolo a nuestro mundo.

Hoy Raun, no sólo está totalmente recuperado de su condición, además está graduado con el título de Biomedical Ethics (Brown University) y es el actual director del SonRise® Program.

Barry escribió un libro contando la historia de Raun (SonRise, The miracle continues). También se hizo una película (SonRise, A miracle of love). A partir de esta película, muchos padres contactaron a Barry y Samahria y fue así como en 1983 estos maravillosos padres fundaron Autism Treatment Center of America, en Sheffield, Massachusetts, Estados Unidos, para poder enseñar las técnicas que no sólo recuperaron a Raun, sino a miles de niños alrededor del mundo.

PRINCIPIOS Y TECNICAS DEL PROGRAMA

El potencial de su hijo es ilimitado:No creemos en las “falsas” esperanzas. Aunque no podamos predecir que es lo que cada niño pueda lograr, no creemos que sea útil para los padres o los niños que alguien decida anticipadamente que cosas no podrá lograr. Un padre jamás debería disculparse por creer en su hijo. Nosotros tampoco lo hacemos.

Motivación, no repetición, es la clave para cualquier aprendizaje: Muchas de las modalidades tradicionales promueven el aprendizaje a través de la repetición indefinida, yendo muchas veces contra los propios intereses del niño. En lugar de eso nosotros intentamos descubrir las motivaciones específicas de cada niño, y las utilizamos para enseñarles las habilidades que necesitan aprender. De esa forma, tenemos el deseo del niño de participar, así como una atención interactiva más prolongada y un incremento en la retención y generalización de los aprendizajes.

El autismo no es un desorden de la conducta: Esencialmente, el autismo es un desorden neurológico en el cual el mayor desafío para los niños es la dificultad para relacionarse y conectarse con los que los rodean. La mayoría de los niños presentan lo que se llama trastorno de la conducta como consecuencia de este déficit de socialización. Es por eso que nuestro método dinámico y orientado hacia el juego, se focaliza en forma tan especial en la socialización y la construcción de relaciones. Por supuesto que queremos que usted pueda disfrutar de su hijo, pero sobre todo, queremos que él pueda disfrutar de sus papás.

Las autoestimulaciones de su hijo tienen un enorme valor y significado: Nosotros tenemos un profundo respeto y aceptación por su hijo. Esto nos permite saltar el abismo que separa su mundo del nuestro haciendo algo loco e inusual. Nos unimos, en lugar de tratar de detener, a sus comportamientos exclusivos y repetitivos. Esto nos permite construir una conexión, la plataforma que necesitamos para cualquier futura educación y desarrollo. Participar con el niño de estos comportamientos facilita el contacto visual, y la inclusión de los otros en el juego.

Los padres son el mejor recurso para sus hijos: Aunque hayamos tenido la experiencia de trabajar con muchos profesionales extremadamente contenedores, dedicados y amorosos, nunca hemos visto nada igual al poder de un padre. Nadie puede igualar su amor incondicional y sin medida, su profunda dedicación, su compromiso en el largo plazo, y la experiencia de vivir el día a día con su hijo. Es por eso que buscamos darles el poder a los padres. Y dedicamos gran parte de nuestro tiempo y esfuerzo a proveerles entrenamiento en la actitud que deben tener, a escuchar lo que tienen para contarnos, y a ofrecerles todas las herramientas que necesitan para ayudar a sus niños como nadie más puede. Les enseñamos a los padres a ser directores y maestros del programa de su propio hijo.

Su hijo puede progresar en el ambiente correcto: La mayoría de los niños del espectro autista se sobreestimulan con múltiples distracciones que la mayoría de nosotros ni siquiera evidenciamos. Nosotros les mostramos cómo crear una ambiente ideal para el aprendizaje, en el cual se eliminan las distracciones y se facilita la interacción. Este lugar de juego o “playroom” reduce además las posibles batallas que pueden plantearse y que inhiben el progreso y una interacción fluida, posibilitando no sólo el aprendizaje sino también la ternura y armonía en la interacción que los padres tanto desean.

Padres y profesionales son más efectivos cuando se sienten cómodos con sus niños, optimistas sobre sus capacidades, y esperanzados sobre el futuro: Muchas veces los padres reciben pronósticos que son atemorizantes y negativos. Escuchan acerca de lo que sus hijos no van a poder hacer y nunca van a tener. No creemos que nadie tenga el derecho de decirle a un padre lo que su hijo no va a poder obtener. Ayudamos a los padres a focalizarse en su actitud y a mantener el optimismo y la esperanza. Les ayudamos a ver el potencial en sus hijos y a “ir por el oro”. Desde esta perspectiva, hemos visto que todo es posible. Tampoco los profesionales comprometidos muchas veces reciben los recursos, la guía y el apoyo que necesitan para ofrecer a los niños con los que trabajan. Entendemos las presiones con las que los profesionales deben lidiar y les ofrecemos una perspectiva actitudinal única que les permite cargarse de energía y armarse con excelentes herramientas para trabajar.

El programa Son-Rise puede ser combinado efectivamente con otras terapias como intervenciones biomédicas, terapia de integración sensorial, cambios en la dieta, terapia de integración auditiva y otras terapias: El programa SonRise está diseñado para atender a las necesidades propias de cada niño. Habiendo trabajado con miles de niños que han tenido una amplia gama de desafíos, hemos observado que cuando se aplican otras terapias al tiempo que se realiza el programa SonRise, la intervención es más efectiva que usada en forma exclusiva.




1 comentario:

María mamá de Javi dijo...

Mchas gracias Gina, es algo que llevo tiempo haciendo con Javi pero de manera autodidacta por decirlo de alguna manera, porque me he dado cuenta que es la mejor forma de conectar con el. Pero te agradezco mucho toda esta información para mejorar lo q hago hasta ahora.
Muchos besos guapísima